Caribe Todo Incluido
 

Caribe Todo Incluido

Apuesta por estas tres postales en formato de bolsillo: Riviera Maya, Cuba y República Dominicana. Una experiencia caribeña completa para hedonistas sin complejos.

Por Alejandro R. R.

Seguid la tendencia. Quienes buscan experiencias en pareja de las que se vuelven a revivir una y otra vez, eligen el Caribe. Pero el tiempo ha demostrado que no todas las islas que dibujan el edén son iguales, ni todos los arenales incitan al relax con la misma intensidad.

 

Cuba debe de significar sonrisa en algún idioma. Gente compitiendo en amabilidad y una historia tan colonial como contemporánea dibujan el bodegón. ¿Qué más se puede pedir? Estar allí, claro. De buena mañana, las mejores playas nacaradas en los cayos del norte, o La Habana y sus edificios Art Decó rodeados de esos coches que ya sólo se ven aquí. Por la tarde, "Mi mojito en La Bodeguita y mi daiquiri en La Floridita", parafraseando a Hemingway –imitar su estilo vividor es la mejor forma de conocer la zona vieja– y vuelta a la tumbona. Si apetece, siempre podéis tropezar con los valles de Pinar del Río, declarados Paisaje Cultural de la Humanidad por la Unesco. Pero una vez batido vuestro récord de horas bajo la sombrilla, claro.

 

Cuando se nombra Riviera Maya, vienen a la mente arenales eternos y cultura precolombina. Correcto. Del lado playero, Playa del Carmen y su animada vida nocturna. En el catálogo de excursiones variadas, Yucatán presume de las pirámides de Chichén Itzá –una de las nuevas maravillas del mundo–, de familias de tortugas en Quintana Roo o de mariposas monarca en Michoacán. Gigantes. 

 

No sólo de tardes bajo el sol vive el viajero. República Dominicana propone, y el viajero dispone: avistamiento de ballenas en la península de Samaná, examinar cocoteros y dunas desde cualquier hamaca y sobre todo, no hacer nada. ¡Ah!, preguntad por un tal Cristóbal Colón cuando paseéis por Santo Domingo. Pasó por allí y dejó muchos recuerdos. 

 

Si habéis ido para mezclar deportes y siestas, no os quedéis en el partido de voley con los animadores. Moto acuática y gafas de buceo son planes mucho más apetecibles. Finiquitada la parte deportivo-cultural del viaje, recordad: ir al Caribe y no volver bronceados es casi un pecado.

¿Quieres venirte?

 
Varadero

Varadero

Viaje de 9 días con estancia en el Hotel Barceló Marina Palace 5*.

Desde

454 € x 3 cuotas. Total 1.363 €


Riviera Maya

Riviera Maya

Viaje de 9 días con estancia en el Hotel Barceló Maya Beach 5* en régimen de Todo Incluido.

Desde

419  € x 3 cuotas. Total 1.256 €

Resérvalo en barceloviajes.com
Playa Bávaro

Playa Bávaro

Viaje de 9 días en el Hotel Barceló Bávaro Palace deluxe 5* en régimen de Todo Incluido.

Desde

474 € x 3 cuotas. Total 1.423 €

Resérvalo en barceloviajes.com

Reserva estos viajes al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
México, cromoterapia histórica

México, cromoterapia histórica

Desde el no parar del Distrito Federal hasta la sinfonía colorido-cultural de Puebla, pasando por casi todo lo que puedas...

 

Mauricio, el otro jardín del Edén

Mauricio, el otro jardín del Edén

Pensada para ser disfrutada en pareja, este archipiélago situado frente a las costas de Madagascar te seducirá con su...

 

Crucero por el Caribe, sensaciones a bordo

Crucero por el Caribe, sensaciones a bordo

¿Qué pasa si al ritmo pausado de Cozumel, las playas de Gran Caimán y el regusto del mejor ron en Jamaica y la...

 

Costa Rica, naturalmente

Costa Rica, naturalmente

Efusividad en estado puro. Las emociones se atropellan en un país tan multicolor que hace palidecer al arco iris. Costa Rica...

 

Cuba, el clásico eterno

Cuba, el clásico eterno

Viajar, si te lo propones, puede ser algo más que bufés libres y hamacas al sol. La experiencia de vivir a cuerpo de...

 

Riviera Maya, la cultura del descanso

Riviera Maya, la cultura del descanso

México atesora aguas que se confunden con el cielo, playas de arena que nunca se acaban y vegetación que esconde los...

 
 
 
África América Antártida Asia Caribe Europa Oceanía Listado completo de destinos