Riviera Maya: al calor de México, con vistas a Chichén Itzá
 

Riviera Maya: al calor de México, con vistas a Chichén Itzá

México y su Riviera Maya eran una garantía de agradable temperatura. Los más de 20 grados de diferencia entre origen -Sitges- y destino -Cancún-, y las playas invitándonos a olvidar la rutina nos hicieron plantear la Navidad de forma diferente.

Por Fernando Pons

Viernes, 10º C; sábado, 7º C; domingo, 3º C… y finalmente, el lunes 22º C. El plan se cumplía al pie de la letra. En la oficina seguían algunas personas cerrando trabajo o preparando propuestas para presentar a la vuelta de los días de descanso; y nuestros jefes, luchando para que el negocio siguiera creciendo. Pero nosotros, tras 11 horas y media de vuelo y una hora en autobús desde Cancún, por fin llegamos a nuestro destino, el Barceló Maya Beach Resort, en el corazón de la Riviera Maya.

 

cuevas, naturaleza, cenotes, riviera maya, méxicoNuestra alojamiento era un lugar cercano, abierto, cálido, confortable, auténtico, entrañable, atento, sincero, cuidado y alegre: un mundo de sensaciones en plena Riviera Maya. Atrás quedaba el frío, las reuniones familiares, las obligaciones y la rutina del día a día. Una semana por delante para quitar las telarañas, retomar algunos hábitos y cargar el cuerpo y la mente de energía.

 

Tras un baño caliente nos sumergimos en el sueño necesario y reparador. La primera mañana es siempre de intendencia: deshacer maletas, planificar actividades, explorar el hotel. Llega por fin el memorable momento de tumbarse al sol con un libro en la mano y el sonido del mar de fondo.

 

¡Ah!, y crema protectora, que el cuerpo no sabe lo que le espera: 20º C de diferencia entre España y México le permiten a uno pasar de tomar un té caliente junto al fuego y bien abrigado, a estar tumbado en una hamaca con una bebida refrescante sin más ropa que un bañador al sol de México.

 

Para los que además tenemos el hábito de salir a trotar un rato cada día, la sonrisa no se borra de la cara pese al esfuerzo y el calor.

 

Con el horizonte despejado. Las vacaciones navideñas son fechas familiares, pero también el momento perfecto para tomarse unos días de descanso, desconectar de largos meses de duro trabajo y escapar del invierno en busca del calor que cambia el humor.

 

Tras pasar una comida o cena con las familias, lo que en nuestro caso supone tomar dos aviones -a Palma y Madrid desde Sitges- para dar cumplimiento a la tradición, partimos hacia el calor caribeño, hacia Riviera Maya, en busca del tiempo necesario para estar juntos, en pareja. Para mirar hacia atrás haciendo balance, y hacerlo hacia adelante construyendo nuestros proyectos.

 

Todo ello sin más reloj que el indispensable (horarios de comidas, excursiones y poco más) y sin más obligaciones por unos días que contestar algunos correos electrónicos que casi siempre pueden esperar a la vuelta de vacaciones.

 

El entorno que en nuestro caso nos propone el hotel Barceló de la Riviera Maya es la coctelera perfecta donde mezclar ingredientes como la pareja, la educación de la pequeña Lucía -que esta vez se quedó en tierra-, y el tiempo libre.

 

En nuestros destinos vacacionales siempre buscamos complementar el descanso con algunas actividades cuidadosamente seleccionadas.

Visitas imprescindibles

De la enorme oferta disponible, optamos por tres de ellas: una visita cultural a Chichén Itzá, otra más natural en el parque de Xel-Ha y una tercera más deportiva que incluía dos inmersiones de buceo en las cuevas naturales de los cenotes donde se mezclan agua dulce y salada.Chichen itza, cultura, Mexico, historia, Riviera maya

 

Lástima que en esta zona de México no tengan costumbre de celebrar una San Silvestre para mantener la tradición de España.

 

A la rica tumbona. De vuelta a la que sería nuestra casa por una semana volvemos a pisar la arena blanca de playas de agua limpia, aunque algo fresquita. Para acabar de mimetizarnos no pueden faltar la piña colada ni el buen vino mexicano. ¡Si cierro los ojos aún puedo saborear el Casa Madero Shiraz que acompañó a una estupenda carne del restaurante temático de nuestro alojamiento en la Riviera Maya.

 

Prueba de las indudables ventajas de nuestra opción de descanso y de lo muy recomendable que lo consideramos son el color de la piel tostada, los dos kilos de más que ahora toca perder, los dos libros devorados, la lista de planes que traemos de vuelta de México, las ganas de reencontrarnos con nuestras familias y amigos y la paciencia renovada para lidiar con la educación de una fiera de 6 años. ¡Pura energía y exigencia!

 

Fernando Pons
Nuestros viajeros
Fernando Pons

Consultor y azafata de vuelo


 

El gran hallazgo. Encontramos el entorno perfecto para huir de la típica Navidad.


Imprescindibles: el bañador, la crema solar de alta protección y los libros.


Inolvidable... La cena teppanyaki en el hotel Barceló Maya Beach Resort.

Viaje reservado en www.barceloviajes.com     

El plan ideal es posible. Ven a tu Barceló más cercano y diseñaremos juntos una Riviera Maya única y a tu medida. ¿Cómo la imaginas? Playa, naturaleza, historia… Cuéntanos la idea que tienes en mente y nosotros la haremos realidad.

 

Otros planes... No todo es playa en Riviera Maya. Estas excursiones te acercarán a las costumbres de una civilización milenaria.

 

Tulum. En maya significa fortaleza. Es uno de los destinos más visitados de la Riviera Maya. Las ruinas denotan que se trató de una ciudad amurallada cuyo castillo está emplazado al borde de un enorme acantilado.

 

Xcaret. Es un yacimiento ubicado en una pequeña caleta estratégica para la navegación y comercio de los mayas. Dentro de este asombroso lugar podemos encontrar una iglesia, un puerto y otras edificaciones del siglo XV.

Datos básicos de México



 

El Idioma


Castellano.
 

El Tiempo en Riviera Maya

 
 
 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¿Quieres venirte?

 

Riviera Maya: al calor de México, con vistas a Chichén Itzá

AL SON DE MÉXICO

Viaje de 9 días en el Hotel Barceló Maya Beach & Caribe 4* en régimen de Todo Incluido. Avión y traslados incluidos.

 

Desde

419 € x 3 cuotas. Total 1.256 €

 

Reserva este viaje al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
México, cromoterapia histórica

México, cromoterapia histórica

Desde el no parar del Distrito Federal hasta la sinfonía colorido-cultural de Puebla, pasando por casi todo lo que puedas...

 

Miami, bronceado art-decó

Miami, bronceado art-decó

¡Disfruta del sol más glamouroso de América!

 

Playa Bávaro, sol y deporte en Punta Cana

Playa Bávaro, sol y deporte en Punta Cana

Playa Bávaro en Punta Cana es uno de los primeros destinos a contemplar si se busca sol y playa en cualquier época del...

 

México y Carlos Sobera: Una relación muy especial

México y Carlos Sobera: Una relación muy especial

Mi vínculo con México viene de lejos, pero la pasión sigue intacta. Como admirador de las culturas...

 
 
 
África América Antártida Asia Caribe Europa Oceanía Listado completo de destinos