Uzbekistán y su eterno tesoro: la gran ruta de Raquel
 

Uzbekistán y su eterno tesoro: la gran ruta de Raquel

Solo un viajero inquieto elige Uzbekistán como tramo de la Ruta de la Seda. Encontrará destinos mágicos como Tashkent, Samarkanda, Khiva,  y Bukhara.

Por Raquel S. Silva

Uzbekistán es la perla de la Ruta de la Seda, una enredada filigrana que recorre Asia por tierra y mar para unir Oriente y Occidente. Dos mundos que se conocieron a través de tesoros como el papel, la propia seda, el oro, las piedras preciosas, el hierro o la exportación de animales domésticos. Imaginemos esas caravanas cruzando fronteras de uzbekas en un juego mercantil de relevos.

 

Los productos que llegaban desde China para llenar las avenidas, plazas y oasis que esperaban a los mercaderes en Samarkanda, Khiva o Bukhara. Variedades casi infinitas de árboles frutales, flores de mil colores en una tierra desconocida de la mágica Asia Central. Uzbekistán abre de nuevo sus caminos y nos llama. Tu viaje se convertirá también en parte de una leyenda milenaria.uzbekistan, ruta de la seda, asia


Tashkent será tu puerta de entrada y salida a este tramo de historia. La capital de Uzbekistán te recibirá con sus signos identificativos de nuestro tiempo (la visitada torre de televisión, por ejemplo) pero impregnada del sabor que después llenará tu viaje. Los bazares, los caftanes bordados en oro, las alfombras y tapices y los primeros sonidos del uzbeko y el ruso.


Khiva te trasladará a otro tiempo. La ciudad museo al aire libre, con su centro Itchan-Kalá o su famoso minarete inacabado de Kalta-Minor, te saludará con sus murallas y sus 2.500 años. Fundada en Uzbekistán, según cuentan, por el hijo del profeta Noé, te adentrará en una atmósfera irreal digna de un cuento oriental.

Azules, verdes y dorados
De nuevo en tu piel de viajero, buscarás los oasis verdes de Bukhara y sus campos de algodón, jardines y parques como en un día los buscó Alejandro Magno. Centenares de mezquitas y el color arena reflejado en sus canales de agua te envolverán en la que fue capital cultural de un imperio.

 

Y si sigues los pasos de los tesoros que llegaban de Oriente a Uzbekistán alcanzarás Samarkanda, Patrimonio de la Humanidad, como un día lo hizo Ruy González de Clavijo en 1404, embajador español conquistado por su riqueza natural y los azules y dorados de sus cerámicas en el esplendor del imperio Timúrida. Será entonces, en su Registán, “lugar de arena”, atrapado por la historia y la leyenda, por los milenarios pasos de caravanas y mercaderes, el sonido de los animales y el olor de las especias y las flores, cuando caerá el sol y adivinarás su silueta. En ese momento, tu memoria se perderá en la suya para siempre.ruta de la seda, uzbekistan, asia, viaje, aventura

 

Raquel Sánchez Silva
Nuestros viajeros
Raquel Sánchez Silva

Periodista y presentadora de televisión, nos lleva por la Ruta de la Seda

No te pierdas... Una noche en el desierto en una Yurta (tienda nómada de Asia Central). Unos minutos de soledad bajo las estrellas en el silencio más perfecto.

Lo que me gusta. Como viajera, adoro pasar varias horas en una plaza o un lugar de paso. Propiciar una charla, una sonrisa cruzada, el contacto con los habitantes de cualquier lugar. Ellos son el verdadero viaje.

El mejor momento. Cuando un niño te agarra la mano; las despedidas de aquellos a los que no volverás a ver pero que nunca olvidarás: la memoria real de un viajero.

Buscar la esencia. La de la Ruta de la Seda está en Samarkanda, centro de comercio e intercambio de ideas. En sus calles hay que buscar los verdemar y azules en sus edificios.

El skyline de Khiba. Subir a un punto alto para memorizar las vistas en pleno atardecer es obligado.


Para terminar. El punto y final del viaje puede ponerse con una visita al Chorsu Bazaar, de Tashkent. Comprar especias y frutos secos.

Degustar un Plov. Plato hecho con zanahoria, cebolla, ajo y grasa de cordero. ¡Qué mejor que un plato con propiedades curativas para emprender el regreso!

Datos básicos de Uzbekistán



 

La moneda


Conversión: 1 EUR = 4509.1401 UZS

El Idioma


Uzbeko y ruso.
 

El Tiempo en Uzbekistán

 
 
 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¿Quieres venirte?

 

Uzbekistán y su eterno tesoro: la gran ruta de Raquel

Ruta de la Seda

Viaje de 9 días descubriendo Tashkent, Urgench, Khiva, Bukhara, Sharkisabz y Samarkanda. Avión, hoteles y traslados incluidos.

 

Desde

332 € x 6 cuotas. Total 1.990 €

 

Reserva este viaje al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
El Cairo, milenaria y moderna

El Cairo, milenaria y moderna

¿Conoces el concepto ‘City Break’? Lo que se dice una visita rápida. El Cairo es perfecta para sentirse...

 

Crucero por Oriente: de Shanghai a Japón por Corea del Sur

Crucero por Oriente: de Shanghai a Japón por Corea del Sur

Con Shanghai como objetivo, decidimos recalar en Busan, Corea del Sur y en Fukuoka, Japón y redondear un viaje multiescalas y...

 

Japón, de Tokio a Takayama pasando por Kanazawa

Japón, de Tokio a Takayama pasando por Kanazawa

Cuatro hermanos, un solo destino: Japón. Los Ilari disfrutaron con los barrios de Shinjuku y Shibuya y los templos de Asakusa,...

 

Pekín, Chian, Shanghai. China es el viaje con mayúsculas

Pekín, Chian, Shanghai. China es el viaje con mayúsculas

Lo supimos nada más llegar: ir a China es casi una obligación. El ayer, el hoy y el mañana, unidos....

 
 
 
África América Antártida Asia Caribe Europa Oceanía Listado completo de destinos