Crucero por el Mediterráneo: Atenas, Dubrovinik y Venecia
 

Crucero por el Mediterráneo: Atenas, Dubrovinik y Venecia

Un crucero por el Mediterráneo -con salida de Atenas, escala en las islas del Egeo y Dubrovinik y fin en Venecia- para reunir a tres generaciones en el mismo barco. Para algunos fue un descubrimiento; para otros, un reencuentro.

Por Benjamín González

atenas, grecia, crucero, mediterraneoNuestro viaje comenzaba en Atenas. Cada vez que hago un crucero tengo sentimientos encontrados. Por un lado, me encanta conocer lugares, ver cómo algunos se han transformado por el paso del tiempo... Pero, por otro, soy un amante de todas las posibilidades que un barco ofrece, y en ocasiones me da rabia que los días de navegación no sean más.

 

Este crucero por el Mediterráneo está más dirigido a visitar que a navegar, ya que las distancias entre las escalas se cubren en una noche, lo que es idóneo para todos aquellos que prefieran ir de lugar a lugar sin mayores complicaciones.

 

Viajamos hasta Grecia y embarcamos en Atenas. Antes de zarpar solicitamos una visita rápida a la ciudad helena, que casi todos conocíamos pero cuyo recorrido es casi obligado. De nuevo subimos a la Acrópolis, de nuevo anduvimos por el centro de esta ciudad de la que nunca te cansas.

 

Islas del Egeo

Me sentía como un antiguo griego, a punto de embarcar hacia las islas del Egeo... aunque, a diferencia de ellos, acompañado por prácticamente la mitad de mi familia. ¡Sin duda, Grecia fue una grata experiencia!


Santorini, Rodas y Mikonos. La isla de Santorini fue el primer lugar al que arribamos. Verla de lejos es un espectáculo: su pequeño puerto, su forma de media luna, su bahía surgida tras el formidable estallido de un volcán...

 

Desde el barco se observan las consecuencias de aquello, como sus escarpados acantilados o sus blanquísimas ciudades apelotonadas al borde de los riscos.

 

A Santorini se accede de distintas formas, bien a través de una enorme escalinata con, exactamente, 580 peldaños, bien a través del teleférico, opción escogida por nosotros (Para el que quiera vivir otro tipo de experiencia, también se puede subir en burro).

 

Una vez arriba recorrimos las dos principales ciudades de Santorini, Fira y Oia, de casas blancas con puertas y cúpulas azules, casi fundidas con el color del mar. El atardecer lo vimos desde el barco, porque al día siguiente debíamos estar en Rodas.


dubrovnik, croacia, crucero, mediterraneoLa entrada a Rodas capital, ciudad medieval amurallada y Patrimonio de la Humanidad, se realiza a través de su puerto, Mandrakis. En él, sobre dos altos pedestales, se erigen las esculturas de dos ciervos que representan el lugar donde, según la tradición, se encontraba el Coloso.

 

Ya en el interior de la ciudad, si se tiene poco tiempo lo mejor es acercarse a ver el Palacio del Gran Maestre, erigido por los templarios. El resto del día hay que dedicarlo a Lindos, el otro gran punto de interés de la isla de Rodas.

 

Lindos posee su propia acrópolis, una ciudadela fortificada desde la que hay unas vistas espectaculares de distintos puertos y de las playas cercanas. Grecia nos enamoraba día a día.

 

¡Vuelta al barco! Esta vez para dormir y amanecer en Mikonos, la pequeña Venecia gracias a sus casitas al borde del mar y sus molinos de viento que se multiplican por todo el territorio.

Mikonos sería nuestra última incursión griega antes de marcharnos de nuevo al continente para recorrer el Adriático.


Dubrovnik y Venecia

Después de disfrutar todo un día de navegación, llegamos al puerto de Dubrovnik, en Croacia. Recordé mi primera visita a la ciudad, cuando todavía existía Yugoslavia, tras un largo viaje en coche con mi mujer y mis hijas desde España...

 

venecia, italia, crucero, mediterraneoUn paseo por la parte vieja de Dubrovnik es indispensabl: se conserva en perfecto estado a pesar del paso del tiempo y de la guerra de los Balcanes. Puntos obligados son la Stradun, la calle principal; las murallas, que dan una perspectiva del mar inestimable; sus puertas de acceso...

 

Dubrovnik, bueno Croacia, es un cuento, y Venecia, nuestra última escala, su final feliz.

 

El marinero griego que me sentí al iniciar este crucero tocaba de nuevo tierra en la ciudad de las cien islas, los vaporettos, San Marcos y el Palacio Ducal. Hay lugares como Venecia que, por tierra, mar o aire, nunca cambian.

 

Benjamín González
Nuestros viajeros
Benjamín González

Traumatólogo

A Barceló le pedí... Organizar un crucero al que pudiera ir gente de todas las edades, desde mis hijas hasta mi suegra, y sin que nadie tuviera ningún problema en cuanto a movilidad o accesos.

Todos juntos. Viajamos juntos mis hijas, mi mujer, sus hermanas, su madre, nuestras sobrinas, el novio de una de ellas, los padres del chico y yo. ¡Menos mal que nos llevamos bien!


Todo distinto. En algunas de las escalas yo ya había estado, pero nunca había llegado hasta ellas en barco. Te puedo asegurar que la sensación es la de alcanzar una ciudad nueva, nunca antes conocida.

Viaje reservado en www.barceloviajes.com

De viajero a viajero:

Ni maletas ni esperas. Caigo en el tópico si digo que un barco es un hotel flotante, pero es verdad. Acostarte y levantarte al día siguiente en otro país sin haber tenido que hacer y deshacer maletas o esperar largas horas para coger un avión... Eso es impagable, sobre todo si se tiene en cuenta que llegas con todas las comodidades al lugar.

 

Otra razón: puedes hacer todas las actividades que quieras, a cualquier hora y para todos los públicos. Desde Piscina a manualidades; discoteca y karaoke nocturno... Una cosa tras otra, junto a excelente comida y buenas habitaciones.

 

Cifras para vivir un destino:

 

30 metros de altura. Éste es el tamaño estimado del Coloso de Rodas, del que sin embargo no quedan más que referencias escritas y ninguna física.

 

1979: Dubrovnik Ciudad Patrimonio. En este año, la Unesco reconoció como tal la Ciudad Vieja (Stari Grad).

 

 

CONSEJO BARCELÓ
A tu medida. ¿Prefieres un velero por el Egeo? Lo tenemos. ¿Perderte a tu aire por las islas griegas más seductoras? Pregúntanos cómo. En Barceló, hay un crucero por el Mediterráneo a tu medida.

Datos básicos de Grecia



 

El Idioma


Varios: griego, croata, italiano e inglés.
 

El Tiempo en Grecia

 
 
 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¿Quieres venirte?

 

Crucero por el Mediterráneo: Atenas, Dubrovinik y Venecia

CRUCERO POR EL MEDITERRÁNEO

Crucero de 8 días con salida en Atenas y escalas en Santorini, Mikonos, Rodas, Heraklion, Corfú, Dubrovnik y Venecia. Avión desde Madrid incluido.

 

Desde

630 €

 

Reserva este viaje al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
Crucero por el Caribe, sensaciones a bordo

Crucero por el Caribe, sensaciones a bordo

¿Qué pasa si al ritmo pausado de Cozumel, las playas de Gran Caimán y el regusto del mejor ron en Jamaica y la...

 

Italia desconocida

Italia desconocida

Vive la libertad recorriendo en coche la costa de Amalfí. Las paradas las eliges tú. Esta es la verdadera Italia...

 

Crucero por el Mediterráneo: de Barcelona a Italia

Crucero por el Mediterráneo: de Barcelona a Italia

El Mediterráneo está a tiro de piedra. Islas de renombre histórico inundan...

 

Crucero de Omán a Dubai:

Crucero de Omán a Dubai: "12 uvas en los Emiratos Árabes"

De Omán a Dubai atravesamos un desierto de arena y dunas, ingeniería y jaimas... Rosa y yo tuvimos todo eso en un crucero con escalas...

 

Crucero por Oriente: de Shanghai a Japón por Corea del Sur

Crucero por Oriente: de Shanghai a Japón por Corea del Sur

Con Shanghai como objetivo, decidimos recalar en Busan, Corea del Sur y en Fukuoka, Japón y redondear un viaje multiescalas y...

 
 
 
África América Antártida Asia Caribe Europa Oceanía Listado completo de destinos