Brasilvia: De Río a Bahía, una experiencia espiritual y sensual
 

Brasilvia: De Río a Bahía, una experiencia espiritual y sensual

Silvia nos cuenta cómo hizo suyo Brasil. Todos los detalles de su viaje a Río de Janeiro: Ipanema y Copacabana, el Pão de Açucar, la magia del atardecer desde el Cristo de Corcovado; Salvador de Bahía, recorriendo Pelourinho... Y, por ultimo, Morro de São Paulo a ritmo de bossa nova y caipirinha.

Silvia González

"Decidimos ir a Brasil para disfrutar del buceo. Una vez allí, nuestro plan se torció", recuerda Silvia. Así que, en lugar de perder tiempo en lamentarse, adaptaron su viaje rápidamente con tres nuevas coordenadas en el objetivo: playas, música y relax entre amigas. "El cambio de rumbo introdujo la variable de la improvisación, que hizo que cada día fuera una aventura", evoca Silvia.

 

copacabana, rio de janeiro, brasil, brasilviaEn Río de Janeiro la cosa no podía pintar mejor. Con un tiempazo de verano total y la playa de Copacabana al pie de su hotel decidieron lanzarse a la arena retando a los cuerpazos que han dado fama al país ("aunque, a decir verdad, ni todos los chicos son tan cachas ni todas las chicas son Giselle Bundchen", bromea Silvia). La proximidad del hotel en Río les permitía bajar a la playa con el bikini y la toalla, sin más. "Así podíamos pasear y zambullirnos sin preocuparnos de nuestros bolsos", recuerda Silvia.

 

 

"Si te gusta la carne, lo mejor para comer en Brasil son las churrasquerías. Hay muchas por todo Río de Janeiro", explica Silvia. Son buffets de carne a la parrilla, que asan espetada en espadas. "Para picar algo en la playa puedes comprar un pincho de gambas a los vendedores ambulantes y zampártelo con una cerveza bien fría (¡son tamaño XXL, y las sirven con una especie de funda que las mantiene frescas!)". Así termina Silvia su relato Gastronómico en Río.

 

pan de azucar, rio de janeiro, brasil, brasilviaEl atardecer es un must. "Acomódate, caipirinha en mano, en el mirador de la cima del Pão de Açúcar, el peñón de 396 metros que corona la bahía. Hay que subir en teleférico", dice Silvia. La tarde comienza a caer sobre las seis: las luces van perfilando la línea ondulada de la costa. Una luz al fondo brilla más que las demás: es el Cristo de Corcovado. "Aquel atardecer en Brasil ha sido una de las panorámicas más emocionantes de mi vida", redunda Silvia, que completa el plan carioca: "La noche se alarga luego al ritmo de samba en la playa de Ipanema, una zona cool llena de chiringuitos con música en directo. Volvería ya mismo a Río de Janeiro".

 

Al día siguiente, antes de adentrarse en Bahía, toca madrugar, y mucho. El plan es ir al cerro de Corcovado a ver el famoso Cristo Redentor. "Entre la cola para comprar la entrada y el tiempo de espera hasta que te toca subir, la visita puede alargarse cinco o seis horas. Eso sí: merece la pena contemplar de cerca esa escultura espectacular de 30 metros de alto por 30 de ancho. Es el icono de Río de Janeiro.  Lo mejor es ir por las mañanas, porque por las tardes las nubes suelen ocultarla", aconseja Silvia.

 

Pelourinho, salvador de bahia, brasil, brasilviaEn Salvador de Bahía, más playas y nuevos alicientes. "Déjate llevar en Bahía por el tempo sensual de la capoeira, un arte marcial con ritmo de danza", cuenta Silvia. "Coge un ferry en Salvador de Bahía hasta el Morro de São Paulo y sumérgete en el Brasil más hedonista: hay terrazas chill out, discotecas y un enclave junto al faro desde donde lanzarse en tirolina hasta el mar. O callejea por Pelouriho, un barrio colorista Patrimonio de la Humanidad donde Michael Jackson grabó el videoclip de "They Don’t Care About Us". Se integró tanto en Brasil, que bien podríamos hablar de Brasilvia.

 

Silvia González
Nuestros viajeros
Silvia González

Directora de Marketing

Shopping. Compra bikinies y las genuinas chanclas havaianas... Son el souvenir de moda!

Seguridad. Para patear a gusto Río de Janeiro es aconsejable no llevar encima objetos de valor. Así podrás relajarte y dedicarte a disfrutar.

Nubes. Antes de comprar el billete para acceder al pedestal del Cristo de Corcovado, comprueba en las pantallas de taquilla que está despejado allá arriba. A veces, las nubes anulan la visibilidad casi por completo.

Shopping. Compra bikinies y las genuinas chanclas havaianas... Son el souvenir de moda!


Seguridad. Para patear a gusto Río de Janeiro es aconsejable no llevar encima objetos de valor. Así podrás relajarte y dedicarte a disfrutar.


Nubes. Antes de comprar el billete para acceder al pedestal del Cristo de Corcovado, comprueba en las pantallas de taquilla que está despejado allá arriba. A veces, las nubes anulan la visibilidad casi por completo.

Datos básicos de Brasil



 

La moneda


Conversión: 1 EUR = 3.7546 BRL

El Idioma


Portugués e inglés.
 

El Tiempo en Brasil

 
El barrio clorista de Pelourinho, en Salvador de Bahía (Brasil), es Patrimonio de la Humanidad Palmeras a pie de playa en la costa de Salvador de Bahía (Brasil) Playa semi virgen en Morro de Sao Paulo (Brasil) Pelourinho, en Salvador de Bahía (Brasil), es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco La bruma cae sobre Rio de Janeiro (Brasil) Pan de Azucar (Rio de Janeiro, Brasil) Playa de Copacabana, en Rio de Janeiro (Brasil) Cristo de Corcovado en Río de Janeiro (Brasil) Almuerzo saludable en una churrasquería en Río de Janeiro (Brasil) Playa de Ipanema en Río de Janeiro (Brasil)
 
 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¿Quieres venirte?

 

Brasilvia: De Río a Bahía, una experiencia espiritual y sensual

Brasil por explorar

Viaje de 15 días descubriendo Río de Janeiro, Iguazú, Manaos, Salvador de Bahía y Lodge Amazónico. Avión, hoteles y traslados incluidos.

 

Desde

544 € x 6 cuotas. Total 3.264 €

 

Reserva este viaje al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
Brasil... ponle un 10

Brasil... ponle un 10

Los tópicos no pueden explicar Brasil. Alejarte de ellos no significa perderse. O sí, pero de una forma totalmente...

 

Cuba: La Habana, Varadero y Playas del Este

Cuba: La Habana, Varadero y Playas del Este

Cuba como destino y La Habana como centro del viaje para multiplicar las escapadas. Playas del Este, Varadero... ambiente familiar,...