Caribeatriz: Punta Cana, Caribeando en la República Dominicana
 

Caribeatriz: Punta Cana, 'Caribeando' en la República Dominicana

En Punta Cana, Beatriz se entregó a las playas de arena 'talco' y aguas verdeazul, al windsurf y a los paseos en lancha surcando el mar. Sin renunciar a secretos ocultos como los Altos de Chayón y la Isla Saona. "En la República Dominicana me dije: '¡Beatriz, prohibido estresarse!".

Beatriz Gil

playa punta cana republica dominicana caribeTras cuatro años dedicados en exclusiva a los niños, Beatriz y su pareja se plantearon un viaje ambicioso: ¿qué mejor que Punta Cana, en la República Dominicana, un paraíso de palmeras, arena blanca y agua turquesa en el Caribe? "Nos alojamos en el hotel Barceló Punta Cana", recuerda Beatriz. Para mí, era el primer viaje con Todo Incluido. ¡Qué bien no tener que preocuparse por nada! Solo de descansar, comer, pasear, tomarte un ron dominicano... "Disfrutar sin más", resume Beatriz.

 

Amanece temprano, a las seis de la mañana. Tras un delicioso desayuno en el buffet del hotel ("¡cuánto tiempo sin disfrutar de desayunos tan relajados!", bromea Beatriz), tocaba playa. "La arena es blanca, finísima, suave… El mar es turquesa, tan transparente que te puedes ver hasta el dedo pequeño del pie. La playa está limpia y tranquila, tupida de palmeras altísimas que adoptan formas inimaginables vencidas por el viento", cuenta Beatriz.

 

 

"Damos un apacible paseo intercalando baños (la temperatura del agua es deliciosa, cálida pero refrescante) con caminatas por la playa y un poco de tumbing en las tumbonas azules, a juego con el mar", relata Beatriz. Hay un poco de brisa, mucha calma, y un cielo precioso. Tras la siesta, a descubrir la macropiscina del hotel, con zona de burbujas, cascadas, pasadizos y tumbonas de piedra dentro del agua. Viva la República Dominicana.

palmera playa punta cana caribe

"Un paseo hacia el lado izquierdo de la playa nos brinda una panorámica nueva: dejando atrás la zona urbanizada llegamos a palmerales salvajes", explica Beatriz. Hay cocos por todos lados, pelícanos, cangrejos, un paisaje virgen e indómito y un agua azul marino. Anochece temprano, a eso de las seis y media. "Es el momento de tomar un margarita antes de arreglarnos para cenar en alguno de los seis restaurantes a la carta del hotel (Tokio, París, Roma…). Todo parece decirme: 'La noche dominicana promete", evoca Beatriz.

 

Cada mañana, Beatriz y compañía practican jogging por la playa aprovechando las horas de menos calor. Después, cuando el sol comienza a apretar, cervecita, refresco, tumbona y Bob Marley en el hilo musical... "¡Estamos 'Caribeando'!", bromea Beatriz,  En otro paseo hacia la zona derecha de la playa descubrieron el club náutico de Punta Cana: hay catamarames y barquitos-taxi que llevan a los viajeros a practicar pesca submarina. "Por las noches, después de la cena, desconectamos en alguno de los shows del hotel. Hay opciones para todos: discoteca infantil, casino, música en la playa. Punta Cana es un destino redondo", cuenta Beatriz.

 

El cuarto día el despertador suena temprano. Son las cinco y media de la mañana, aún no ha amanecido. "Vamos de excursión. Tras un par de horas en autobús llegamos a Casa de Campo, la urbanización más exclusiva y fabulosa de la República Dominicana (allí vive Óscar de la Renta y tienen casa Julio Iglesias y Shakira). Desde el autobús contemplamos la marina privada, clubes de golf, hípica y polo, un helipuerto, casas fastuosas y una vegetación explosiva y perfectamente cuidada", 'fotografía' Beatriz.

 

"Nos encaminamos a los Altos de Chavon, una aldea en lo alto de una cima desde la que se ve el ancho río Chavon, caudaloso, de color verde esmeralda. Visitamos una cava de puros: Montecristo, Vegafina, Romeo y Julieta… Luego vamos a Higuey, un pintoresco y colorista pueblito de pescadores donde parece que nos va a alcanzar la tormenta", cuenta Beatriz.

 

saona punta cana republica dominicana caribe"En una lancha motora escapamos justo cuando la lluvia tropical empezaba a caer sobre nosotros. La lancha se para en medio del Caribe y nos zambullimos a nadar. Hay estrellas de mar. Al fondo vemos la soñada isla Saona, un paraíso donde se rodaron 'El lago azul', los anuncios de Brugal y el de "Guey, ¡me estas estresando...!". Las olas arrastran restos de coral blanco (estamos junto a un arrecife) y de gigantes conchas marinas. "Vemos peces voladores", cuenta Beatriz.

 

"Ya de vuelta al hotel, desde la guagua, sigo observando el paisaje: palmerales, camiones repletos de gente, pueblos alegres con casitas de colores… Las 'motoconcho' (moto con chofer, o moto-taxis de la República Dominicana) se agolpan a la espera de un cliente, o dos, ¡e incluso tres! El hotel está muy animado: aquagym, clases de merengue, salsa y bachata… Y en la playa, jóvenes jugando al vóley, practicando windsurf o buceo... Y pequeños chamizos donde te puedes hace trencitas en el pelo, tatuajes de henna o masajes mirando al mar...".

 

"El viaje llega a su fin, y todas estas pequeñas estampas se superponen en mi memoria", cuenta Beatriz. "Pienso en mis gorditos, que se han quedado en casa con los benditos abuelos, a los que recuerdo despidiéndome con un sincero 'disfruta, Beatriz'. Y vaya si lo he hecho. Ya estamos planeando volver algún día con ellos a la Repúblca Dominicana". El Caribe le viene como anillo al dedo. Se funde con su nombre. Caribeatriz.

 

Beatriz Gil
Nuestros viajeros
Beatriz Gil

Directora de Comunicación

Horarios. Amanece temprano, sobre las seis de la mañana y anoche a eso de las seis de la tarde. Para aprovechar bien el día lo mejor es adaptar los horarios a la dinámica caribeña.

Puros. Es interesante visitar una cava de puros, donde te explican los diferentes colores de los cigarros, las dimensiones... Las mejores marcas dominicanas son Montecristo, Vegafina y Romeo y Julieta.

Deportes náuticos. Aquagym, windsurf, buceo, snorkel... Hay opciones para todos los gustos.


Horarios. Amanece temprano, sobre las seis de la mañana y anoche a eso de las seis de la tarde. Para aprovechar bien el día lo mejor es adaptar los horarios a la dinámica caribeña.

Puros. Es interesante visitar una cava de puros, donde te explican los diferentes colores de los cigarros, las dimensiones... Las mejores marcas dominicanas son Montecristo, Vegafina y Romeo y Julieta.

Deportes náuticos. Aquagym, windsurf, buceo, snorkel... Hay opciones para todos los gustos.


Datos básicos de República Dominicana



 

La moneda


Conversión: 1 EUR = 56.4750 DOP

El Idioma


Español.
 

El Tiempo

 
Disfrutando del mar Caribe en Punta Cana (República Dominicana) Piscina del Hotel Barceló Bávaro Palace Deluxe en Punta Cana (República Dominicana, Caribe) Beatriz, Playas de palmeras en las proximidades del Hotel Barceló Bávaro Palace Deluxe, en Punta Cana (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Pista de volley playa en el Hotel Barceló Bávaro Palace Deluxe (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Travesía marítima por el Caribe, en Punta Cana (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Plácido baño en las aguas del mar Caribe (República Dominicana) Altos de Chavón (Punta Cana, República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Piscina del Hotel Barceló Bávaro Palace, en Punta Cana (República Dominicana) Playa Bávaro, en Punta Cana (República Dominicana) Surcando el mar Caribe en lancha hacia Saona (República Dominicana)
 
 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¿Quieres venirte?

 

Caribeatriz: Punta Cana, 'Caribeando' en la República Dominicana

Escapada Caribeña

Viaje de 9 días en el Hotel Barceló Bávaro Palace Deluxe 5* en régimen Todo Incluido. Avión y traslados incluidos.

 

Desde

1.303 €

 

Reserva este viaje al mejor precio.

 
 
 

También te gustará

 
Caribe Todo Incluido

Caribe Todo Incluido

Apuesta por estas tres postales en formato de bolsillo: Riviera Maya, Cuba y República Dominicana. Una experiencia...

 

Cuba, el clásico eterno

Cuba, el clásico eterno

Viajar, si te lo propones, puede ser algo más que bufés libres y hamacas al sol. La experiencia de vivir a cuerpo de...

 

México y Carlos Sobera: Una relación muy especial

México y Carlos Sobera: Una relación muy especial

Mi vínculo con México viene de lejos, pero la pasión sigue intacta. Como admirador de las culturas...