Oh Tools - Herramientas viajeras

Cómo dormir en un avión a pierna suelta

Sexto: Busca los efectos modorra

Obviamente, éste es un consejo que difícilmente se podría ofrecer en otras muchas circunstancias. Es más, hoy en día, en esta sociedad volcada hacia el trabajo, no estaría muy bien visto que incitáramos a la gente a entrar en un estado de inactividad total. No obstante, vamos a buscar el efecto modorra. Adelante, sin vacilar.

Truco

Básicamente hay dos opciones: la técnica del despegue, que es cuando la presión del aire es mayor y por lo tanto la sangre absorbe menos oxígeno. Ésa es una de las mejores oportunidades para ahuecar el ala. La segunda oportunidad es después de la comida, a través del efecto sopor: la sangre se lanza en tropel hacia el estómago y la irrigación sanguínea en la cabeza disminuye. Felices sueños y buen viaje.