Oh Tools - Herramientas viajeras

Cómo dormir en un avión a pierna suelta

Octavo: Usa ropa cómoda

Aunque los adjetivos son siempre términos propensos a la subjetividad, nos referiremos a la “comodidad razonable”. La piel es un tejido muy sensible y cualquier presión que se ejerza sobre ella puede resultar molesta y no dejarnos concentrar en lo que realmente nos importa: el sueño. Por lo tanto usa ropa ligera, suave, que no se adhiera al cuerpo como una calcomanía.

Truco

Tampoco es cuestión de ponerse un pijama, aunque mejor exagerar por exceso de comodidad que por defecto. Tal vez un chándal o cualquier prenda de algodón sería el atuendo más apropiado para viajar y dormir a pierna suelta en la oprimida butaca de un avión.